Archive for 2013

Como hacer una Candy Bar

La Candy Bar lleva pocos años en nuestro país, pero en el resto del mundo está implantada desde hace varios. Lo que pasa es que en España somos más de pulguita de chorizo que de macaron y claro, esta mesa dulce se hace un pelín empalagosa, pero la verdad es que llena de vida las fiestas y siempre triunfa.


Al principio la Candy Bar era un carrito de chuches, pero en los últimos años se fue volviendo más sofisticada y ahora las chuches sólo deberían complementar a un sinfín de postres artesanales, bonitos, homogéneos y deliciosos.



El nombre más correcto sería Dessert table, que es la mesa de postres de toda la vida. En Estados Unidos, Inglaterra, Argentina o Portugal durante la boda está, esperando en una esquina, la mesa de postres con tartas de diferentes sabores y todo tipos de manjares empalagosos.



Las clásicas eran bastante eclépticas, una tarta de limón por aquí, una de manzana por allá, una Selva negra que le gusta a la abuela... pero gracias a gurús como Amy Atlas, la heterogeneidad dio paso a la armonía. En sus mesas todo es impoluto, divertido, requetepensado y coqueto.



Para hacer una Candy Bar hay que seguir los siguientes pasos:

Definir un tema. ¿Para quién es esto? ¿Es para un niño? ¿Para una despedida de soltera? ¿Para una boda? ¿Es primaveral? ¿Necesitaremos una tarta con forma de R2D2 para este par de frikis? Todo eso tiene que estar super pensado. Y a partir de ahí, tenemos que decidir los colores, la cartelería, los fondos y los complementos que nos van a ayudar a diseñar nuestra mesa.



¿Cuántos invitados? Generalmente para una Candy Bar hay que calcular que cada invitado comerá 3 piezas. Pero por ejemplo si son 150 invitados no hay que hacer 150 cupcakes iguales. No todos van a comerse un cupcake. Si hay 150 invitados, lo normal es que haya unas 450 piezas. Entre galletas, cakepops, porciones de tarta, cupcakes, donuts, bolsas de palomitas...



¿Qué tengo en casa? Hay que ir al aparador (de nuestra madre si es posible) y empezar a sacar, a ver qué tenemos por aquí. Y decidimos qué bandejas, platos y jarras nos pueden servir. En tiendas como Casa, Butlers, Pórtico o Ikea hay soluciones super económicas. Por 14 € encotraremos un porta cupcakes de 3 pisos, pedestales para tartas... y en Maison du Monde hay monerías un poco más caras pero que pueden marcar la diferencia. También podemos comprar online en Cosas con encanto o en My home Style.


Es importante hacernos con bomboneras de cristal de diferentes tamaños que nos van a servir para que nuestra mesa quede espectacular. Y ya si queremos tirar la casa por la ventana, necesitaremos este maravilloso disepensador de limonada.



El mantel. Es conveniente que el mantel llegue hasta el piso. Hay sitios que alquilan manteles que encajan perfectamente con la mesa. Es una buena solución comprar tul, fruncirlo y colocarlo como un volante a lo largo de la mesa con cinta de doble cara o velcro. Esto nos viene muy bien si queremos cambiar colores. 


Altura y Simetría. A mí me han salvado la vida unos mini estantes de Ikea blancos que casi ni se ven y sirven para elevar por ejemplo una tarta. Pero esto se soluciona apoyando nuestros platos en cajas bonitas o forradas de papeles o telas que combinen con el mantel. Cuanto más arriba lleguemos con nuestros dulces más mona se verá la mesa y más visibilidad tendrán todos nuestros productos.


Los dulces. Una Candy Bar debe tener nubes, chuches o caramelos de colores similares. Tartas, cupcakes, cakepops, galletas decoradas, macarons de colores, donuts, brownies, bolsas de palomitas, incluso puede tener medias noches o sandwiches salados sobre todo si estamos hablando de un cumpleaños infantil. Eso sí, todo tiene que ser además de rico, muy bonito, porque se trata de que entre por los ojos. Una vez que hayamos decidido el tema y el color, hagamos una lista de qué necesitaremos de cada postre. ¡No improvisemos! porque si no será todo más lento. Si hemos usado azúcar rosa para las galletas utilicémosla también para los cakepops, organicemos todos nuestros ingredientes, bajemos fotos de internet que nos sirvan de inspiración y llevemos nuestro plan hasta el final.


Los detalles. Es fundamental que nuestra mesa tenga estilo. Podemos comprar un montón de detalles de cartelería y bolsitas en Delipapel, pajitas y botellas de leche vintage en My little party, cápsulas de cupcakes especiales, pasar por una mercería para llenar todo de lazos y más lazos, pompones en Maison Pom Pom y así iremos completando nuestra mesa para que quede espectacular.


21 Comments

Margarita Bars

Margarita Bar vendría a ser una Barrita de Margarita, pero es demasiado ridículo. Lo malo es que no tenemos un diccionario gastronómico medio decente. Aquí llamamos a todo tarta, cuando hay una diferencia enorme entre un cake y un pie.

Ellos llaman a estas cosas Bars, pero para mí son más Brownies que otra cosa, porque son cuadraditos y sobre todo por la textura tan suave y tan blandita. La cosa es que llevan una base de masa quebrada que es lo que definitivamente los diferencia de los Brownies. Los más famosos son los de limón aunque ya se pueden ver de todos los sabores. Yo, para Acción de gracias, hago los de calabaza que están de muerte.

Esta receta surgió por una foto de Pinterest, como no. Dije "tengo que hacer esto, sea lo que sea". Y lo hice pero no del todo bien, porque es un Margarita, es decir está basado en el cocktail tan famoso, pero yo no tenía tequila. 

Como no me iba a comprar una botella entera decidí ir a algún bar cercano, que en mi barrio los hay cada dos metros, y pedir un chorrito. Así que ahí estaba yo, a las 12 de la mañana pidiendo un chupito de tequila por los bares de Madrid. Fue un tremendo fracaso porque por lo visto en Chamberí el tequila no lo trabajan, así que simplemente lo único que conseguí fue la fama de borracha.

Al final lo sustituí por Ron blanco y quedó espectacular. Cuando abres el horno aquello huele a alcohol a lo bestia pero luego sabe poquito, se queda al final un saborcillo amargo y picantón que le da un toque muy original.



Margarita Bars:

Preparamos con papel de horno un molde de 20 x 20 cm. Precalentamos el horno a 180º.

Para la masa:

130 gramos de harina
80 gramos de azúcar glass
1 pizca de sal
115 gramos de mantequilla derretida

En una procesadora mezclamos todo hasta que se convierta en una masa homogénea. Cubrimos la base del molde con la masa y horneamos 15-20 minutos. Mientras, preparamos el relleno.


Para el relleno:

2 huevos ligeramente batidos
200 gramos de azúcar
2 cucharadas de harina
1/4 de cucharadita de sal
2 cucharadas de Tequila (yo Ron Blanco)
1 cucharada de Cointreau o licor de naranjas
2 cucharadas de zumo de lima (3 limas)
2 cucharaditas de ralladura de lima
colorante verde (opcional)
Azúcar glass para decorar

Mezclamos huevos, azúcar, harina, sal, tequila, Cointreau, zumo y piel de lima y colorante. 
Echamos el relleno sobre la masa y horneamos 20 minutos pero esta vez bajando la temperatura a 150º. Nada más sacarlo del horno lo espolvoreamos con el azúcar glass.

Esto con una nata montada por encima es, como diría mi madre, un poema de amor.



Espero que lo hagáis!

1 Comment

Chocotorta

Hace muchos años, en Argentina, apareció un spot que revolucionó las cocinas. Fue uno de esos hitos televisivos con jingle pegadizo unión de dos marcas: un queso crema llamado "Mendicrim" y unas galletas de chocolate llamadas "Chocolinas", dos básicos que unidos con el tan famoso dulce de leche provocaron algo que no podía ser más que un clásico instantáneo: "La chocotorta".

Éste es el spot:




La gracia de la chocotarta es que debía ser fácil, tanto como para rellenar un spot de 30 segundos. Se mojaba la galleta, se cubría con una crema sencilla, piso a piso y voilá: La tarta más simple del mundo para todas esas madres jóvenes que no tenían tiempo ni ganas de pensar en levaduras.

Porque claro, esta tarta no lleva horno, así que hasta los niños pueden ayudar. Y lo más importante es que está exquisita. 

Aunque sea una tarta infantil lleva café. Es opcional, porque hay que mojarlas y podéis hacerlo en lo que os de la gana. La versión clásica baña las galletas en café con leche, la más adulta sólo en café y la mía en almíbar de café. La verdad es que para nada sabe a café, y si le ponéis descafeinado no hará daño a nadie. La cosa es que el café con el chocolate casa de maravilla. 

Las galletas chocolinas se pueden comprar en España en todas esas tiendas latinas que hay por los barrios. Si no las encontráis siempre podéis comprarlas en la red y si no ponerles las galletas que encontréis, hasta con María quedaría riquísima. ¡Incluso con Oreos!

La crema clásica lleva dulce de leche mezclado con queso crema (Philadelphia, Día...) en una proporción que lleva más dulce de leche que queso, pero eso va por gustos, podéis improvisar, hasta una proporción de 50/50. Y mi receta lleva además Nutella.

Si rellenamos el molde con papel de horno luego la podremos desmoldar fácilmente para dejarla bonita. Si tenemos un molde sin base desmoldaremos mejor y siempre podemos servirla directamente con la fuente a cuestas, si es transparente se verá la tarta. No hay problema. Que es fácil, que no hay que sufrir.



Chocotarta

Ingredientes: (para un molde cuadrado de 20 x 20)

4 paquetes de galletas de chocolate
250 gramos de queso Philadelphia
Un bote de dulce de leche
Un bote de Nutella (200 ó 250 gramos)
150 ml de café (agua + café)
150 gramos de azúcar

Hacemos un almíbar de café con 150 gramos de café y 150 gramos de azúcar. Que hierva unos 10 minutos a fuego suave. 
Dejamos templar. 
Batimos con varillas manuales el queso, el dulce de leche y la Nutella.
Cogemos un molde y directamente vamos colocando las galletas. Bañamos las galletas una por una en almíbar y colocamos en la base. De forma que toda la base quede cubierta. Algunas galletas las cortaremos para que se forme un puzzle perfecto. Echamos una capa de crema que cubra toda la superficie del molde. No mucho, de 1/2 cm de profundidad. Repetimos la operación. Llenamos el molde hasta arriba, como una lasaña. La capa de arriba lleva crema. Se puede espolvorear con chocolate en polvo, virutas, confetti... lo que tengáis a mano.

Llevamos a la nevera 24 hs. A ver, si estamos impacientes podemos comerla, pero con una noche entera en frío será mucho más rica.

¿A que es super sencilla? ¿La vais a hacer?

Leave a comment

Cupcakes de Mandarina

Bueno, oficialmente es primavera! Se acabaron las lluvias interminables, ahora llegan los estornudos y pasado mañana el calor infernal. Yo soy más otoñal que veraniega pero he de reconocer que la lluvia me hartó. Estoy deseando preparar un picnic en el parque del Oeste antes de que haga el calor suficiente para derretir un cupcake.

Mientras, aprovechemos y hagamos cupcakes frescos y primaverales, como estos de mandarina con Cointreau.


Ésta es una receta un poco complicada, pero sólo un poco. La complicación puede obviarse porque hay varios detalles que son opcionales. Por ejemplo, lleva licor. Yo le puse Cointreau, que es licor de naranjas, si no tenemos pues nada, no se va a notar.

También hay que hacer un almíbar ligero para caramelizar un poco los gajos de mandarina que sirven de adorno, pero vamos, que si no queremos hacer almíbar no importa, que sin gajos y ya está. 

Esta receta lleva un yogourt griego y cuando lo fui a comprar me encontré con un nuevo yogourt griego de Danone que es de cítricos. Me pareció estupendo y lo hice con ese, quedó rico rico. Pero podéis poner cualquier yogourt. 


La receta es para 12 cupcakes pero ojo, os sobrará para dos más, no hagáis lo que hace mi madre que es gastar toda la masa porque sí que aquí no se tira nada. No. La cápsula se llena hasta 2/3 ni un milímetro más que va a crecer. Si sobra masa, pues a esperar y a hacer otro después.

Cupcakes de Mandarina

190 gramos de harina (yo recomiendo Aragonesa Bizcochos de Mercadona, no necesita levadura, si usáis harina normal añadid 1 cucharadita de levadura química)
200 gramos de azúcar
2 huevos
100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
1 yogourt griego cítricos Danone
1 cucharada de licor de naranjas (opcional)
La piel rallada de 4 mandarinas

Tamizamos la harina con la levadura, reservamos.
Batimos mantequilla con azúcar y ralladura de mandarina hasta que blanquee, añadimos los huevos uno a uno y el licor, seguimos batiendo. Incorporamos poco a poco la harina, podemos hacerlo fuera de la batidora. La mezclamos a la masa con movimientos envolventes. Por último echamos el yogourt y seguimos batiendo a mano suavemente.

Llenamos las cápsulas de cupcakes hasta 2/3 de su capacidad. Hormeamos a 180º sin ventilador, arriba y abajo. Estarán listos cuando estén doraditos. Unos 15- 18 minutos.


Crema de queso y mandarina

200 gramos de Philadelphia a temperatura ambiente (por dios que no sea light)
250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
ralladura de 2 mandarinas
500 gramos de azúcar glass super fina
1 tapón de aroma de vainilla

Batimos el queso Philadelphia con varillas, reservamos.
Batimos con varillas la mantequilla junto con el azúcar y la ralladura de mandarina. Cuando se una, echamos la vainilla. Batimos a tope de velocidad unos 5 minutos. Cuando la crema esté suavecita echamos poquito a poco el philadelphia. 

Batimos unos dos minutos más a velocidad media. No batamos de más que se nos puede quedar líquido. 

Si la crema de queso se nos quedara difícil de manejar con manga, la metemos en la nevera una hora. 

Y ahora viene lo complicado. Cogemos una sartén ponemos 50 gramos de azúcar y 50 gramos de agua, lo llevamos a fuego medio unos minutos (que hierva unos dos minutos). Cuando esté formado el almíbar ligero echamos los gajos de mandarina y los dejamos al fuego otros 5 minutos.

En este momento, mientras los gajos se caramelizan, podemos echar un chorretón de Cointreau que nunca está de más.


 ¡Espero que os haya gustado!



2 Comments

Galletas de Semana Santa


Desde el año pasado que quiero hacer este diseño, es decir, galletas con una figura de chocolate en medio. El problema es que hasta ahora no había encontrado el molde adecuado para la silueta del conejo. 


Lo que hice en la Semana Santa de 2012 fue hacer formas planas de conejos a las que tuve que poner un estampado de transfer de chocolate para que tuvieran algo de gracia. Podéis verlos en esta entrada.


Y el 3D llegó de la mano de Silkomart, unos moldes de silicona con formas pequeñitas que vienen estupendas para decorar cupcakes por ejemplo. En principio son unos moldes específicos para chocolate, pero me han contado que se pueden usar para fondant e incluso para masa de galletas, porque este molde incluso acepta altas temperaturas. 

El problema, como siempre, es la adherencia. Ellos te prometen que si el molde está bien seco, no se pega nada ¡ES MENTIRA! todo se pega. Los sprays antiadherentes son MENTIRA. Nada es infalible!!! yo a mis moldes de tarta les pongo mantequilla, harina ¡Y papel! y nunca es suficiente. 


Pues bien, las primeras pruebas no salieron bien. Según las instrucciones del producto hay que derretir el chocolate y ponerlo sin anestesia en el molde. FIASCO. Todo pegado. Vuelta a lavar, vuelta a secar.

Segundo intento. Aceite de girasol. Uh! con esto seguro que sale perfecto. PEOR. Pegado, opaco. Fatal. ¿En serio tengo que lavar esto otra vez?

Voy a tirar este molde del demonio a la basura, bueno, venga, el último intento. El siempre milagroso CRISCO. ¿Que no nos gusta como huele? ¿y mucho menos como sabe? ¿que nos parece contra natura que dure años y años en el armario de la cocina y siempre siga igual? Pues sí, pero nos salva constantemente. 

Con Crisco todo sale perfecto. Se unta el fondo del molde con Crisco teniendo cuidado de quitar el exceso si no los conejitos se nos van a quedar llenos de trocitos blancos. ¡¡¡¡Pues el resultado es perfecto!!!!! y quedan brillantes. 

Pues entonces, las instrucciones finales son:



Derretir el chocolate blanco en el microondas. Teñirlo de rosa con un colorante para chocolate (o candy melt) de Wilton, que como sólo viene en 4 colores,  hay que usar una gotita de rojo. Me quedó un rosa asalmonado muy bonito. 

Cubrir el fondo del molde con Crisco. Llenar hasta la mitad, para que las figuras no se nos queden excesivamente gordas. Llevar a la nevera 20 minutos. Desmoldar. 

Pegar las figuras con glasa en la galleta.

No comerse los conejitos de chocolate que sobran como si fueran doritos. 


El método para hacer los lunares es el wet on wet. Que consiste en echar gotas de glasa de relleno sobre la glasa de relleno ya expandida. 



Bueno, pues espero que os hayan gustado.

2 Comments

Cupcakes de Strawberry Cheescake

Todo empezó por unas virutas de chocolate ROSA que había comprado en Navidad en The food Hall y obviamente no había usado nunca. Porque ¿para qué sirven unas virutas rosas si no es para mirarlas y decir "qué bonitas"? Así que decidí que ya era hora y busqué una receta que pegara bien. Que tuviera algo de color rosa (fresas) y crema blanca por favor, para que mis virutas lucieran. Y rebuscando en todos mis libros me encontré con esta receta. Se llama así: Strawberry cheescake cupcakes y es de la pastelería inglesa Hummingbird, sí, esa tan bonita con un logo más bonito aún.


La diferencia entre mi receta y la suya es que yo añadí vainilla a la crema de queso y que ellos le ponen galletas Digestive machacadas para decorar, algo mucho más rico, pero mucho más feo que mis virutas.

La receta me encantó porque la hice en thermomix, es de las que se hacen al revés, empezando por la harina. Mucho más fácil y rápida. Crecieron un montón, pero vamos, que podéis hacerla perfectamente en batidora de varillas.


Ingredientes para 12 cupcakes:

Bizcocho:

120 gramos de harina
140 gramos de azúcar
una cucharadita y media de Levadura química
Una pizca de sal
40 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
120 ml de leche
un tapón de aroma de vainilla líquido
un huevo
12 fresas en trozos pequeñitos
Galletas digestive o María Para decorar



Colocamos en un bol harina, levadura, azúcar, sal y mantequilla, batimos muy poquito hasta que se formen gránulos. Añadimos la leche y la vainilla, volvemos a batir, y por último el huevo. Batimos muy poco hasta que sea una masa homogénea.

Colocamos en las cápsulas las fresas troceadas y encima la masa, hasta llenar 2/3 de su capacidad. Horneamos a 180º durante unos 18 minutos aproximadamente.



Para la crema de queso:

300 gramos de azúcar glass tamizada
50 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
125 gramos de queso Philadelphia


Batimos con varillas mantequilla con azúcar glass durante unos minutos, hasta que se unan bien. Añadimos de golpe el queso, batimos a velocidad media alta 5 minutos. No hay que batir de más ya que se puede quedar muy líquido.


La crema de queso que yo utilizo a menudo tiene mucha menos azúcar, casi la mitad, pero ésta es muy manejable, se queda una textura estupenda para la manga pastelera.


Bueno ¡pues ya me quité la espinita de las virutas! El siguiente capricho son unas perlas brillantes azules que me vuelven loca, a ver donde las coloco.

Leave a comment

Tarta de chocolate con frambuesas

Siempre he querido hacer esta tarta. Es de esas tartas que si la ves en un escaparate te quedas embobada y piensas ¿por qué estaré a dieta?

Así que no lo dudé cuando llegó San Valentín. Tenía un molde de corazón, tenía frambuesas, tenía chocolate ¡Era el momento perfecto para mi tarta de chocolate de ensueño!


Tarta de chocolate de ensueño (con frambuesas):

Lo primero que vamos a hacer (la noche antes) es un ganaché de chocolate. Luego el almíbar y por último el bizcocho.



Para el ganaché de chocolate

250 gramos de nata 35% de grasa
300 gramos de chocolate (de 50 a 70% de contenido mínimo en chocolate)
1 cucharada de glucosa o sirope de maíz Karo (opcional)

Trituramos el chocolate y lo colocamos en un bol. Calentamos la nata hasta ebullición y la echamos en el chocolate. Mezclamos bien hasta que se vuelva una crema marrón oscura. Añadimos la glucosa. Dejamos reposar varias horas para que se solidifique un poco y sea una crema fácil de manejar, como la nocilla.

Para el almíbar

150 gramos de azúcar
150 ml de agua

Llevar a ebullición y dejar hervir unos 5 minutos a fuego medio. Reservar hasta que esté frío. A esto se le puede añadir un licor que queramos, unas 2 cucharadas.

Para el bizcocho (para un molde de 15 cm de diámetro) 
Basado en la receta de bizcocho de chocolate de Peggy Porschen

150 gramos de harina
180 gramos de azúcar
100 ml de leche entera
2 huevos medianos
1 cucharada y media de chocolate en polvo valor
75 gramos de mantequilla temperatura ambiente
75 gramos de chocolate sin leche
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de Polvos Royal
una pizca de sal

Lo primero que haremos será poner en un cazo 90 gramos de azúcar con la leche y los 75 gramos de chocolate para derretir. Removemos constantemente. Reservamos para que se enfríe.

Tamizamos harina con sal, levaduras y cacao. Reservamos.

Batimos los 75 gramos de mantequilla a temperatura ambiente con los otros 90 gramos de azúcar. Añadimos los huevos uno a uno. Incorporamos la harina y por último la mezcla ya fría de chocolate, leche y azúcar. Cuando sea una crema homogénea estará lista. 

Colocamos la masa en un molde previamente enmantecado y enharinado. Llevamos al horno a 170º durante 45 minutos o hasta que los bordes se separen del molde. La última opción siempre es pinchar el medio con un cuchillo, si sale limpio es que está.

Colocamos la tarta en una rejilla y dejamos que se enfríe durante media hora. Luego desmoldamos.


Cómo armar la tarta:

Cortamos el bizcocho en 3 capas, mojamos bien con el almíbar. Rellenamos con dos cucharadas de mermelada de frambuesa y unas 4 cucharadas de gananché por capa. Cubrimos con el ganaché de chocolate y decoramos con frambuesas por encima. 

Yo hice dos, una de corazón decorada con frambuesas naturales que sería estupendo espolvorear con azúcar glass y a la que le hice el borde con la boquilla 2D y otra con el chocolate solo. Me encanta que quede desprolija y que se note la espátula.



No necesita nevera, es mejor que esté a temperatura ambiente, así que podéis guardarla por la noche en la nevera y sacarla unas 3 horas antes de consumir. Está deliciosa uno o dos días después de su preparación.

Espero que os haya gustado!!!!






Leave a comment

Happy Valentines!

Feliz San Valentín!

A mí no me van a regalar nada, eso seguro, pero hoy lo DEScelebraré a lo grande cenando cosas muy ricas en el Curso de Cocina Anti Sal Valentín que dará en mi taller Helena Hal.

Os dejo ideas para decorar cupcakes. Los dorados están hechos con Royal Icing, con este método.

Y los de los corazones rojos (en Fondant) son red velvet. Tienen encima un polvillo rojo que es colorante en polvo rainbow dust.

La tarta es de chocolate con frambuesas y es una locura de rica!!!! Ya os pasaré la receta.








 




Leave a comment

Febrero: el mes del amor


Os cuento las novedades que tenemos para el mes de Febrero. Por un lado hemos incorporado los talleres de Galletas para padres e hijos. Esta vez no va a ser sólo de decoración como los talleres de cupcakes infantiles, sino que vamos a empezar desde la masa, porque a los niños les encanta amasar y cortar. Aprenderán a usar los cortadores para hacer diferentes y divertidas formas y mientras se hornean las galletas, teñirán la glasa de colores. Luego podrán decorar con todo tipo de adornos y confettis las 6 galletas que se llevarán a casa. 

Es el sábado 9 de Febrero de 11 a 13  hs. Para niños mayores de 3 años acompañados de sus padres. 30€ la pareja padre/hijo y niño adicional 10€. Plazas limitadas.

SAN VALENTÍN

Para los enamorados también tenemos plan. Y consiste básicamente en sacar nuestro lado más cursi.

Para abrir boca el viernes 8 de febrero hemos organizado un Taller de Galletas de San Valentín. Será un taller completo desde la preparación de la masa, hasta la decoración final. Cada participante se llevará a casa una preciosa caja roja con 6 galletas que sólo regalará si el partenaire se lo merece.

Viernes 8 de Febrero de 17 a 20 hs. Para adultos. Precio 55€. Plazas limitadas.
 

Si no sabes qué comprarle a tu pareja ésta es tu oportunidad, te proponemos un taller exprés para que regales algo totalmente artesanal.  Dos horas de duración para decorar Cupcakes de San Valentín y así poder llevártelos en una cajita lista para regalar al día siguiente.

Miércoles 13 de febrero de 18 a 20 hs. Para adultos. 35€. Plazas limitadas. 


ANTI SAN VALENTÍN

Pero si San Valentín no va contigo, te animamos a celebrarlo haciendo todo lo contrario, comiendo todo aquello que no se debería comer JAMÁS en una cita romántica. La chef Helana Hal nos propone un Curso de cocina Anti San Valentín, donde nos enseñará platos especiados, sabrosos, con ajo, con quesos franceses, con chorizo... en fin, todo aquello que es mejor comer con tu pareja sólo si el amor está más que consolidado.

Jueves 14 de febrero de 19,30 a 22,30 hs. Para adultos. 35€ en pareja, 40€ solo. Plazas limitadas. 


TARTAS FONDANT

A finales de mes hemos organizado un taller para decorar Tartas Fondant. Es un taller completísimo de 4 horas de duración en el que nos adentraremos en todos los secretos del bizcocho, horneado, almíbares y rellenos y haremos nuestra propia tarta cubierta con Fondant. 

Sábado 23 de Febrero de 10 a 14 hs. Para adultos. 65€. Plazas limitadas.

En este mes también voy a subir un par de tutoriales para ideas de decoración de Cupcakes de San valentín ¡Estad atentos!

Leave a comment

Cupcakes de Naranja con chocolate y Cointreau

Esta receta está basada en la de la tarta de naranja con chocolate de Peggy Porschen (Sí, qué le voy a hacer, sus libros son una biblia para mí). La idea era que todos estos sabores estuvieran dentro de un cupcake, pero en vez de cubrir con ganache de chocolate, como en la original, preferí hacer una crema de naranja para que el chocolate interior fuera una sorpresa.

Estos cupcakes se pueden hacer perfectamente sin almíbar, pero la gracia está en que el bizcocho quede bien húmedo. Este viernes los preparamos en el taller de Iniciación a los cupcakes y a todas las chicas les pasó lo mismo, tenían miedo del almíbar, lo bañaban poquito. Cuando me preguntaban "¿Así?", yo les decía "Tres veces más". Y creo que les funcionará en casa cuando se acuerden del taller y echen el doble o el triple de lo que ellas crean que es sensato. Se puede poner tanto almíbar como el bizcocho absorba.

Ah! y otra cosa, el licor de naranja es opcional. Queda estupendo sin él.
  
BIZCOCHO

200 gramos de mantequilla en pomada
200 gramos de harina
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de levadura química
1 pizca de sal
200 gramos de azúcar 

La piel de 3 naranjas
4 huevos 


Batimos con varillas mantequilla,  sal, azúcar y ralladura de naranja hasta que blanquee, añadimos los huevos uno a uno. Seguimos batiendo.

Tamizamos harina con levaduras y lo echamos al preparado anterior.  No hay que batir de más.

Llenamos los moldes de cupcakes hasta un poquito más de la mitad. Cocinamos en el horno arriba y abajo sin ventilador a 175º durante 15-20 minutos.


ALMÍBAR

El zumo de 3 naranjas
150 gramos de azúcar 

2 cucharadas de cointreau o licor de naranjas

Ponemos a hervir a fuego medio el zumo con el azúcar y en cuanto llegue a ebullición, lo dejamos unos 3 minutos más. Quitamos del fuego y echamos el licor. Dejamos templar.


BUTTERCREAM

250 gramos de mantequilla
La piel de una naranja
1 tapón de esencia de vainilla
250 gramos de azúcar glass tamizada


Batimos con varillas mantequilla con piel de naranja y azúcar glass. Cuando se haya unido, echamos el tapón de vainilla. Batimos a toda velocidad 5 minutos.



GANACHÉ DE CHOCOLATE

160 gramos de nata
200 gramos de chocolate rallado
20 gramos de glucosa o sirope de maíz (opcional)


Llevamos la nata a ebullición y cuando empiece a hervir la retiramos del fuego y la echamos sobre el chocolate rallado. Batimos con varillas manuales hasta que se forme una crema homogénea. Echamos la glucosa. Dejamos templar fuera de la nevera hasta que se quede una crema como la nocilla.



COMO HACER LOS CUPCAKES

En cuanto los bizcochos salgan del  horno, les hacemos unos cortes con el cuchillo y los bañamos en almíbar. Luego, cuando estén fríos, les quitamos un tapón y los rellenamos con mermelada de naranja amarga y ganaché de chocolate (una cucharadita de cada uno). Tapamos el cupcake con el bizcocho y cubrimos con la Buttercream de naranja.



¡Y ya está! Como véis intensidad de colores y sabores ¿Los probaréis?

1 Comment
Con la tecnología de Blogger.

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.